Antes que nacieramos nos guiaron las generaciones