9 Repensando el aquí y el ahora

 “Surgirá una [sociedad] en que el libre desarrollo de cada uno será la condición del libre desarrollo de todos”.[1]

 En la Parte I hemos presentado nuestro planteamiento principal, que consiste en la forma en que nosotros vemos el tema de la sociedad Alternativa. En la Parte II hemos revisado lo que el trabajo teórico y práctico de las generaciones anteriores nos puede enseñar acerca de este tema. Pero a TAIFA le preocupa también como iniciar procesos de actuación concretos a lo largo de las líneas que hemos desarrollado hasta aquí, por lo que hemos elaborado algunos modelos de acción que nos parece podrían ser útiles para iniciar un proceso de transformación. Los presentamos como ejemplos de líneas de trabajo posibles, no como fórmulas completas y definitivas, mucho menos como esquemas exclusivos. Los recogemos en el primer segmento de esta Parte III. Para acabar esta Parte con una recopilación de los aspectos más importantes tratados en este Informe: Reforzando el presente.

Algunas posibilidades concretas de actuación

 En esta parte intentamos sobre todo responder a la pregunta que nos hacemos todos tan a menudo, ¿que se puede hacer desde aquí y ahora para transformar esta sociedad en otra más justa y armónica? Y hacemos una clara opción por el trabajo desde y en la base. Nos encontramos que en las circunstancias actuales estamos tan lejos de poder incidir significativamente en los grandes temas generales que parece necesario plantearse previamente como reforzar el poder desde abajo. Sobre todo, se trata de dilucidar que podemos hacer nosotros donde quiera que nos encontremos ahora. Hemos perdido tanto el poder de incidir colectivamente en las sociedades que nos rodean que nos parece que lo crucial y lo más importante ahora es tratar de reflexionar, explorar y actuar, sobre como ir recuperando el poder de actuación popular desde donde estamos ahora. Todo a lo largo de este Informe se habrá podido percibir que esta es nuestra preocupación más importante. Como avanzar en el poder popular, pensando que si se recupera éste, ya se irán planteando las cuestiones que se refieran a intereses más generales. Será entonces mucho más fácil que éstas sean de carácter radical pues existirá la fuerza de base que las impulse y las mantenga.

No obstante, existen otros problemas de carácter más general que son importantes y es necesario tener una idea de hacia donde se pueden orientar, – el papel del Estado, los modelos macroeconómicos, los sistemas productivos, la distribución de la renta y la riqueza, los derechos sociales, etc. etc- . Aunque TAIFA está más preocupada actualmente por el trabajo desde la base, eso no supone que no le interese o preocupe la estrategia que pudiera llevarse acabo a cotas más altas y agregadas. Intentamos también presentar un bosquejo de hacia donde se habría de trabajar desde ahora respecto a estos aspectos.

Por ello a continuación presentamos dos bocetos que recogen dos facetas de la vida social situadas en dos puntos distintos del ámbito espacial: La primera, coherente con nuestra visión del trabajo desde la base, es la del ‘municipalismo’ refiriéndose a las posibles actuaciones que parten y se desarrollan a nivel local. Si, con esta y otras actuaciones de abajo hacia arriba, se logra la fuerza suficiente para exigir actuaciones a un nivel de agregación superior se estaría entonces en condiciones de proponer planes de actuación a niveles más generales. Así que exponemos también ‘Un modelo autocentrado’ que trata de cómo podría organizarse una economía desde el punto de vista más macroeconómico, de ámbito más general. Entre los dos creemos que permiten percibir muchas actuaciones posibles, que pueden suponer actividades complementarias entre sí en una dirección de transformación desde la situación actual.

 En tercer lugar presentamos otro tema específico que consiste en una consideración más amplia de lo que supone un proceso de producción alternativo. La importancia crucial y central de dicho aspecto nos parece que requiere una consideración específica y a ella le dedicamos también un capítulo.


  1. El ManifiestoComunista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *